Preguntas trampa en una entrevista: cuáles son y cómo responder

preguntas_trampa

Las preguntas en una entrevista de trabajo tienen un objetivo: conocer mejor a la persona que tienes delante.

Hay algunas preguntas que se dan por sentado, las típicas que te has preparado para poder dar una buena respuesta. Encontramos incluso algunas cuestiones originales, como, por ejemplo, qué animal eres. Pero hay unas que son las que más dificultades presentan a la hora de pasar una entrevista, son las que llamamos trampa.

En estas preguntas es muy fácil dar una respuesta errónea y se complica si lo que queremos es que nuestra respuesta nos identifique tal y como queremos y satisfaga al reclutador o mánager que tenemos delante.

El objetivo de saber responder bien a estas preguntas es que nos contraten. Vamos a verlas con un poco más de detalle.

Tipos de preguntas

  • Las negativas

Estas preguntas te pueden incitar a criticar, a hablar negativamente sobre algo o compartir información confidencial.

Una mala respuesta te puede hacer ver como alguien menos profesional y con tendencia a la crítica.

  • ¿Cuál ha sido el peor jefe que has tenido?
  • ¿A qué empresa no volverías nunca?
  • ¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?
  • ¿Has tenido malas experiencias trabajando en equipo?

Cuando una persona califica a otras con ciertos adjetivos, esos atributos se asocian más a la persona que está hablando que a la persona que intenta describir. A este efecto se le ha llamado “transferencia espontánea de rasgos”.

Por lo tanto, si calificas a alguien como mal trabajador o poco compañero, seguramente percibirán que tu también tienes esos rasgos.

En lugar de centrarte en la parte negativa o evitar responder, que eso sería un gran error, es mejor redirigir la pregunta hacia algo positivo.

Por ejemplo: Aunque hay cosas que no me agradan de mi trabajo, lo que quiero es enfocarme en mis habilidades y explotar al máximo mis capacidades en un lugar con buen ambiente y donde tenga más autonomía para seguir explorando mi área.

  • Las proyectivas

Estas cuestiones están destinadas a saber qué es lo que realmente deseas, cuáles son tus objetivos y determinar si realmente quieres apostar por ese empleo y permanecerás largo tiempo en esa empresa.

  • ¿Cómo es para ti la empresa ideal?
  • ¿Qué es lo más parecido a una mentira en tu CV?
  • Si te tocara la lotería, ¿qué harías?
  • Si te ofrecieran más dinero en otra empresa, ¿te irías?

Sabemos que la imaginación es un arma poderosa, pero es importante que te centres en el aquí y en el ahora.

Por ejemplo: Para mí una empresa ideal es aquella que permite a sus colaboradores desarrollarse. He podido ver en su web que cuentan con programas internos de formación.

También quiero trabajar con un buen ambiente laboral y disfrutar del trabajo en equipo. Las reseñas de sus colaboradores y ex colaboradores confirman que aquí eso se da y por lo tanto esta empresa cumple muchos de los requisitos que yo busco.

  • Las justificativas

Estas preguntas están pensadas para que puedas justificar gaps en tu currículum o movimientos profesionales que el reclutador no entienda.

Algunos ejemplos de estas preguntas son:

  • ¿Por qué dejaste el último empleo?
  • ¿Qué hiciste ese año que no hay nada en el CV?
  • ¿Por qué quieres cambiar de sector?

Para responder a esta pregunta primero es conocer qué pretendemos con el cambio profesional que estamos buscando y haber ensayado con anterioridad el por qué.

Uno de los principales motivos puede ser el crecimiento profesional. Explorar nuevos campos y no dejar nunca de crecer y aprender puede ser una excelente respuesta.  

Es importante el autoconocimiento y el análisis de nuestras acciones para poder dar una respuesta sincera a estas preguntas.

Cómo enfrentarte a esto

En una entrevista de trabajo es importante ser sincero, pero también, centrarte en los valores, proyectos o políticas laborales que te interesan y que esa empresa ofrece.

Por todos estos motivos, es necesario que investigues en profundidad la empresa, sus políticas, los valores e intentes encontrar testimonios sobre qué sucede en su interior.

En Computrabajo puedes ver las reviews que han hecho los trabajadores sobre la organización y poder ampliar tus respuestas con ejemplos reales.

Si durante la entrevista no sabes cómo responder puedes tomarte un momento para pensar. El silencio puede ser un gran aliado para no caer en la trampa con facilidad.

Pídele al reclutador unos segundos, dile que estás pensando para poder dar una respuesta lo más detallada y real posible y luego responde con tranquilidad.

Este trámite está pensando para que el reclutador y el mánager te conozcan. Así pues, dales la oportunidad de que así sea.

¿Para qué sirve la entrevista para el candidato?

Seguramente no le habías dado vueltas a esta cuestión hasta el momento. La entrevista también es una gran oportunidad para que el candidato conozca mejor a la empresa y a las personas que trabajan en ella.

Este diálogo debe darte a ti también información sobre la empresa y debes detectar las red flags si las ves.

¿Te sientes cómodo durante el proceso? ¿Puedes responder tranquilamente? ¿Te sientes juzgado? ¿Te dan información de lo que sucederá próximamente?

Todo lo que vivas en esas conversaciones te aportará conocimiento y te permitirá saber si realmente ese lugar es para ti o es mejor seguir buscando.

La experiencia nos enseñará a detectar las señales, por eso, es necesario que tras la entrevista escribas qué has sentido y qué te ha parecido bien y que no.

Si finalmente decides trabajar ahí, seguramente el reclutador te preguntará sobre el proceso y la experiencia que te brindaron.  El feedback bidireccional es importante en el reclutamiento.

3 comentarios en «Preguntas trampa en una entrevista: cuáles son y cómo responder»

  1. Pienso que las empresas en México deberían tener una actitud positiva hacia el nuevo talento de parte de los que buscan empleo, ya que se tiende a menospreciar al profesionista por su nula personalidad y presencia en vez de sus habilidades
    y conocimientos técnicos para lograr resultados. Exigir menos imagen y más resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *