¿Cómo descubrir mi vocación profesional?

como_descubro_mi_vocacion

A muchos nos ha pasado que no sabemos a qué dedicarnos, qué estudiar o por donde ir una vez terminada la Universidad o el curso de Formación Profesional.

Es muy difícil, a veces, descubrir tu verdadera vocación profesional, sin embargo, hay formas de identificarla y crear un plan de carrera acorde a ese objetivo.

Como personas solemos tener gustos, inclinaciones y afinidades académicas que ya nos indican ligeramente qué se nos da bien, qué nos gusta y qué es mejor no intentar.

Vocación y profesión

A nivel escritura muchas veces usamos indistintamente ocupación y vocación porque pueden tener significados parecidos. Pero, el término vocación va mucho más allá de describir una profesión, se trata de un sentimiento de idoneidad para una profesión en particular.

La vocación tiene raíces más profundas dentro de ti, es una pasión mucho más intensa. Lo ideal es que carrera profesional y vocación confluyan, pero puede que no siempre sea así.

Cuando no encontramos lo que queremos ser y a qué dedicarnos puede ser frustrante y paralizante.

El tiempo pasa rápido y hay que tomar decisiones relacionadas con el futuro. En internet existen algunas pruebas vocaciones que nos pueden ayudar a ver qué orientación tenemos y escoger los estudios para lograr convertir esa vocación en profesión.

Algunos tests

Los tests de orientación vocacional miden las habilidades y rasgos para emparejarlos con una actividad profesional que se alinean con los intereses y habilidades de la persona que lo realiza.

Algunas personas los realizan para saber en qué son buenos y cómo enfocar su futuro. Otros los hacen para encontrar el mejor camino hacia la profesión que desean.

Hay muchos tests disponibles, pregunta en tu centro de estudios si ellos disponen de alguno. En algunas ocasiones la propia escuela los realiza para conocer en detalle a sus alumnos y ayudarlos a encontrar el camino profesional que andan buscando.

5 acciones adicionales al test

Aunque los tests suelen ser fiables, hay veces que no contemplan nuevas profesiones o pasan por alto sentimientos y creencias que no se recogen en ellos.

Por estos motivos, estos 5 consejos te ayudarán a ampliar la información.

  • ¿Qué disfrutas haciendo?

Si aún no estás convencido de a qué quieres dedicarte es importante saber qué es lo que te gusta, qué disfrutas hacer y qué es lo que más detestas.

Hay gente que lo tiene muy claro, pero hay otra que duda. Lo importante es el autoconocimiento e ir indagando para encontrar aquello que te hace verdaderamente feliz.

También puedes probar haciendo cursos o voluntariados para saber si forma o no parte de tu vacación.

  • ¿Qué te interesa? ¿Cuáles son tus valores?

Para poder tener una vida satisfactoria es importante comprender y saber qué te interesa y cuáles son tus valores. Estos dos conocimientos te ayudarán a afinar más qué te gustaría estudiar y posteriormente a qué quieres dedicarte.

Es importante elegir una habilidad a desarrollar que te haga sentir feliz y completado, no tanto pensar en la cantidad de dinero que podrás cobrar o en el título que te otorgará.

Al fin y al cabo, pasamos muchas horas en el trabajo y toda profesión conlleva lidiar con cosas que no nos gustan, así que si la escoges debe hacerte sentir feliz y satisfecho.

  • Contacta con gente que tenga tus mismos intereses

Esta búsqueda puedes hacerla acompañado. Crear una red de gente relacionada con los mismos intereses puede ayudarte a esclarecer qué profesionales hay en el sector, a qué se dedican, qué han estudiado e incluso cómo prevén que será el futuro.

Cuantas más personas conozcas, más información podrás obtener de cómo es su mundo laboral.

  • Lista de opciones y pros y contras

Si llegado a este punto sigues dudando, es el momento de crear una lista de opciones. Si sabes donde quieres llegar esta lista será una especie de plan de carrera.

Si por el contrario no tienes ese objetivo marcado, haz un listado de posibles carreras o profesiones que te gustaría desarrollar y qué pasos puedes dar para conseguirlo.

Una vez hecha, deberás hacer un análisis más exhaustivo y revisar tus opciones de manera realista. Los objetivos deben ser pequeños y cuantificables, pero sin perder de vista el objetivo final.

  • Acude a ferias de orientación académica

Estas ferias se celebran en muchas ciudades y se suelen ser en los meses anteriores a seleccionar qué carrera escogerán los alumnos.

Hablar con las universidades te puede ayudar a discernir qué nuevas oportunidades laborales hay y ver qué ramas confluyen.

Hoy en día hay muchas profesiones que aún no existen, pero los conocimientos siempre son valiosos. Puede que tu profesión aún no exista, pero seguramente te podrán orientar si tienes alguna ambición o habilidades que quieras desarrollar.

Estas ferias cuentan con asesores especializados que te podrán orientar.

Sabemos que no es fácil decidir qué hacer y más cuando sobre el futuro pende la incertidumbre y los cambios. Pero, estudiar lo que nos gusta nos puede ayudar a ser felices.

Los cambios profesionales siempre se darán y cada vez serán más constantes. Descubrir qué nos gusta es una buena forma de empezar nuestro camino profesional.

Una persona pasa en promedio 90,000 horas en el trabajo a lo largo de su vida, encontrar algo que te satisfaga es una forma de no desperdiciar ese tiempo.

Las decisiones cambian y siempre podemos adaptarnos a las novedades, lo mismo sucede con el trabajo, sin embargo, la vocación es lo que queda por debajo, puede asociarse o no a un trabajo concreto, pero es lo que nos alimenta y nos hace pensar que nacimos para ello.

No pongas presión extra, invierte tiempo en descubrir quién eres y qué quieres, poco a poco las piezas del rompecabezas irán encajando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *