6 habilidades que desarrollas al estudiar matemáticas y puedes aplicar en el trabajo

habilidades_matematicas

Cuando uno escoge una carrera quiere que le sirva para encontrar empleo lo antes posible, esto ha hecho que algunos estudios tengan pocos alumnos porque no ven resultados a corto plazo.

Pero eso realmente no es así. A nivel europeo los estudiantes de matemáticas solo tienen un 7% de paro, mientras que la tasa media del desempleo juvenil se sitúa entre el 15 y el 20%.

Algo parecido sucede con los estudiantes de filosofía o filología. Las nuevas tecnologías y el auge de la IA (Inteligencia Artificial) hace necesario nutrir al equipo de profesionales de otras carreras que den una visión global y diferente al proyecto.

En el caso de las matemáticas, su estudio permite mejorar el desempeño laboral. En este caso, mejorar la capacidad de resolución de problemas, el pensamiento crítico y ayudar a la adaptación al cambio, entre otras.

Según Adecco, el 58.7% de las empresas ha tenido problemas para cubrir vacantes y encontrar el talento que buscaban. Algunos de los principales problemas tienen relación con las soft skills y no tanto con los estudios o certificados.

6 habilidades de uso profesional que obtienes al estudiar matemáticas

Si te gustan las matemáticas o bien te dedicas a ello, aquí van 6 habilidades laborales que puedes desarrollar y que te beneficiarán en tu carrera.

Resolución de problemas

El estudio y la práctica de las matemáticas hace que la persona tenga la capacidad de desarrollar estrategias para solucionar un problema y poder alcanzar el objetivo.

A nivel laboral, esta soft skill es una de las más demandadas por las empresas, ya que hace que el profesional tenga una mayor tasa de éxito para encontrar soluciones a los retos que surjan.

Los matemáticos son perfiles muy valorados en muchos sectores y pueden optar a puestos muy diversos.

Capacidad crítica

Los matemáticos trabajan con una gran cantidad de información y variables. De todo esto deben discernir qué es importante y qué no.

Es necesario para las empresas que los profesionales tengan la capacidad de cuestionarse cada situación y discernir qué es importante y qué no.

Así como de evaluar los datos y tener una visión crítica de qué está sucediendo, las matemáticas fortalecen esta capacidad a través del razonamiento lógico.

Creatividad

Puede parecer que las matemáticas se basan en la aplicación de una fórmula y es difícil salir de ahí, pero, todo lo contrario, las fórmulas son las herramientas disponibles, pero se aplican de distinto modo según el problema a resolver.

Al estudiar matemáticas trabajas también la creatividad y la búsqueda de otras soluciones para resolver un problema.

La creatividad está íntimamente ligada con la resolución de problemas. Se buscan ideas que aporten soluciones ingeniosas y eso hace desarrollar la imaginación y la resolución de problemas.

Disponer de una gran imaginación es una de las características más demandadas en el sector laboral porque genera nuevas vías de negocio.

Adaptación al cambio

Las empresas necesitan profesionales que no tengan miedo al cambio, que sepan adaptarse a las nuevas circunstancias y formas de trabajar.

En este sentido, la resolución de problemas y la búsqueda de soluciones suele ser un camino lleno de cambios y de retos. Así pues, desde el estudio de esta materia se trabaja de forma continua esta habilidad.

En un mundo cada vez más cambiante, poseer esta habilidad se convierte en una buena arma a la hora de buscar un empleo.

Comprensión de conceptos abstractos

A veces se nos presentan problemas que son abstractos y que debemos separar para poder encontrar la forma de llevarlos a cabo.

Leer matemáticas hace que trabajemos con conceptos abstractos como son infinito, volumen, longitud…. La ideación de estos conceptos hace que nuestra mente se desarrolle y pueda alcanzar un mayor potencial a nivel profesional.

Toma de decisiones

La estadística y la revisión de datos hace que la persona pueda predecir y tomar decisiones. Actualmente la data ocupa una parte importante del trabajo diario de muchos profesionales.

Tener la capacidad de tomar decisiones en relación con la tendencia permite basar las acciones en datos y poder avanzarse a los problemas futuros.

El uso de este análisis permite al profesional enfocarse en los errores cometidos de forma constructiva y buscar así una solución, sin enrocarse en el problema.

Trabajo en equipo

Tener presente varias fuentes y canales de información desarrolla la capacidad de ver distintos puntos de vista. Esta skill es de gran ayuda a la hora de trabajar en equipo, donde cada uno aporta una visión y formas alternativas de abordar los retos.

Trabajar en esta cosmovisión y respetar cada punto de vista refuerza la capacidad de ese profesional de trabajar con gente distinta sin entrar en conflictos.

Paciencia y gestión de la frustración

Finalmente, para terminar con este listado es importante hablar de la paciencia. Cuando estás ante un problema debes ser paciente e investigar. Normalmente la solución no viene de la nada, se requiere un tiempo de reflexión y probar muchas cosas antes de dar con la solución adecuada.

Los móviles, las redes sociales y la ansiedad por consumir conceptos muy rápido hace que cada vez más sea difícil entrenar la paciencia y la frustración.

Ante un desafío seguramente nos equivoquemos muchas veces antes de encontrar una forma apta para resolverlo.

Los problemas matemáticos nos permiten explorar varias soluciones hasta encontrar aquella correcta. Esto abre un marco amplio para la exploración y la gestión de la frustración.

¿Cómo trabajar estas skills?

Puede que no quieras estudiar la carrera de matemático, pero sí desarrollar estas habilidades. Una forma de hacerlo es destinar parte de tu tiempo a resolver problemas lógicos.

También puedes jugar a juegos que desarrollen esa visión lógico-racional. Piensa que lo que aprendas puedes usarlo en tu empleo o incluso hablar de ello en la entrevista de trabajo.

También realizar estas actividades será beneficioso para tu agilidad mental. Una forma de trabajar y ejercitar tu cerebro y que no envejezca tan rápido.

Los sudokus, los videojuegos como Brain Training o los juegos de mesa (Mascarade, Desafíos matemáticos o Plenius) son una buena manera de pasarlo bien mientras aprendes y desarrollas nuevas habilidades, aptas también para el trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *