6 consejos para hacer un CV sin experiencia

cv_sin_experiencia

El currículum (CV) es la pieza angular en la búsqueda de trabajo. Sin embargo, para aquellos candidatos que no tienen experiencia, la creación de un CV puede ser difícil.

¿Cómo mostramos nuestras habilidades si nunca hemos tenido empleo? ¿Solo debo poner mis estudios en el Currículum?

Hoy te contamos cómo hacer un buen CV sin experiencia. ¿Preparados?

¿Qué tipo de profesional soy o puedo llegar a ser?

Antes de redactar un currículum vitae es importante que conozcamos qué tipo de profesionales somos o podríamos llegar a ser. Para esto, es necesario conocer nuestras fortalezas y detectar las áreas de mejora u oportunidad.

Podemos pensar en nosotros como un producto que debemos vender. El CV es el anuncio, pero debe hacerse un estudio del producto (nosotros) para saber qué podemos destacar en ese anuncio y en la entrevista posterior.

Para trabajar este autoconocimiento podemos usar la herramienta FODA o DAFO personal. Este cuadro nos permitirá conocer las fortalezas y oportunidades, pero también los puntos débiles y las áreas que debemos trabajar para poder alcanzar los objetivos.

Esta herramienta es aconsejable ir haciéndola de vez en cuando, también cuando seamos profesionales en activo, ya que siempre nos da una perspectiva real y amplia de dónde estamos ahora y dónde podemos llegar.

Es una forma de ir reconociendo nuestro valor, ponerlo en alza y al mismo tiempo encontrar objetivos a corto y medio plazo para mejorar nuestra eficiencia y profesionalidad.

Consejos para hacer el currículum

  • Extracto profesional

Aunque no cuentes con experiencia es importante que uses el extracto para definirte como persona y muestres cuáles son tus objetivos. ¿Qué pretendes conseguir con ese empleo?

Es una forma cercana de presentarte y te permite explicar con más detalle cómo ese primer empleo puede ayudarte en tu plan de carrera.

  • Diseño adecuado

Busca en varias páginas y en nuestro blog para saber qué tipo de CV es el adecuado. Invierte un poco más de tiempo en hacer un currículum con un diseño atractivo, que muestre quién eres y qué te identifica.

Piensa que todo da información sobre ti, ya sea la forma de redactar el CV, los colores escogidos, la forma de mostrarlo e incluso la extensión del archivo.

Lo importante es que el documento destaque de forma positiva, llame la atención del reclutador y supere los filtros de los software de reclutamiento.

  • Sin mentiras

No contar con experiencia es algo habitual y por lo tanto nuestro documento no debe decir mentiras.

El 48% de los candidatos mexicanos reconoce haber mentido sobre su experiencia profesional en el currículum, según comenta Cosmopolitan en su página web.

En lugar de adornar o exagerar el CV, lo mejor es destacar tus habilidades y cualidades que pueden ayudarte a obtener el empleo que deseas.

Piensa que la mentira tiene las patas muy cortas y bien pueden descubrirte al comprobar las referencias o, peor aún, que te contraten y no sepas hacerlo y lo pases mal a diario en el trabajo.

  • La foto

Revisa si en tu país la foto es obligatoria. En caso de que debas añadirla es importante que prestes atención a la imagen.

A un reclutador le lleva 20 segundos extraer información de esa imagen, por lo tanto, que lo que diga sea acorde con el mensaje que quieras transmitir.

Usa un fondo neutro para destacar tu rostro. No uses imágenes en eventos sociales, de fiesta o de boda. Tómate una foto profesional, con la mirada hacia la cámara, sonriendo y con una ropa semiformal o formal.

Es importante que en la imagen no haya muchos elementos, cuanto más limpio el fondo más fácil de descodificar la imagen por parte del reclutador.

En tu perfil de Computrabajo también es necesario añadir la foto. Los profesionales de RR.HH. consultan varias fuentes a la hora de seleccionar los candidatos, así pues, no descuides tu perfil en nuestro portal.

  • Experiencia, aunque no sea profesional

Es importante que en este apartado añadas tus experiencias vitales que te han forjado como profesional o bien que te han permitido practicar las habilidades necesarias para tu profesión.

Por ejemplo, puedes añadir el voluntariado y servicio social realizado. Incluir actividades extraacadémicas como algún deporte en equipo o la práctica con algún instrumento.

Muchos reclutadores a la hora de contratar gente sin experiencia se basan en sus competencias y habilidades para saber cómo es esa persona y qué la distingue del resto.

  • Habilidades, idiomas y herramientas

Es importante añadir un apartado con habilidades tanto soft como hard. Añade también las herramientas que sabes usar y el nivel que tienes en ellas.

Finalmente, no te olvides destacar los idiomas que dominas. Adjunta a cada idioma el nivel o certificado que tienes para que la empresa conozca con exactitud tu nivel.

En este sentido, cuentas en Computrabajo con una serie de tests que puedes realizar para que el reclutador te conozca más. Uno de los más revisados es el de competencias.

Estructura de un buen CV

  • Datos de contacto
  • Extracto
  • Educación
  • Experiencia (no profesional)
  • Logros
  • Habilidades y competencias

En algunas vacantes te pedirán completar tu CV con una carta de presentación. Esta debe ser única para cada puesto y en ella debes destacar quién eres, qué quieres y porqué crees que puedes encajar en esa vacante y esa empresa.

Crear el currículo es el primer paso, ahora toca empezar a buscar vacantes adecuadas a tu perfil, investigar a las empresas y aplicar con un CV de 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.